5 razones que hacen de Foo Fighters la banda más cool del planeta

FacebookTwitterGoogle+PrintEmail

The-Foo_f

Este año, media Europa se ha quedado con las ganas de ver a Foo Fighters en directo por culpa de una mala caída de Dave Grohl durante un concierto en Suecia. Pero a nosotros, que nos retrasó la visita del 20 aniversario de la banda hasta el 19 de noviembre, vendrá a cantarnos ultra recuperado y en plena forma. Estamos a 50 días [sí, los cuento porque soy una fan loca con el síndrome del presidiario a punto de recibir la condicional] del show más esperado de este otoño y os quiero dar cinco motivos que convierten a este grupo en una de las bandas más cool del planeta. Sólo por si aún os faltan razones para ir a verles a Barcelona.

1.- Dave Grohl es el tío más majo que encontrarás en un backstage.

Nunca tiene una mala cara para las visitas inesperadas, recibe en su camerino tanto a bandas noveles como a grupos consagrados, se mezcla con los equipos de carga y descarga, comparte botellas de whisky con cualquiera que quiera brindar con el grupo y siempre tiene una sonrisa o una palabra amable. Grohl asegura que la culpa de su buen rollo recae sobre el fallecido guitarrista de Pantera, Diamond Darrell, con quien coincidieron los Foo por primera vez en 1998, en el Ozzfest (Reino Unido). Dice que flipó con las buenas vibraciones que desprendía Darrell tanto dentro como fuera del escenario, con que fuese tan simpático con todo el mundo y con el hecho de que nunca cerrase la puerta de su caravana para poder coincidir con cualquier otro artista del festival. Asombrado y muerto de envidia, se prometió convertirse en otro de los los tíos guays del rock. ¡Y vaya si lo ha conseguido! El vídeo que os dejo es de ese día, para que veáis la explosión de buen rollo al conocer a Slayer, como un fan más, a pesar de llevar ya en su mochila un Grammy, cinco premios MTV, un American Music Award, un Brit Award y haber registrado un Récord Guinness con Nirvana.

cargando…

2.- Los fans de Foo Fighters son, en cada show, parte integrante de la banda.

Un ticket para un concierto de los Foo puede convertirse en la llave que abre la puerta de una experiencia personal inolvidable. Los hechos les avalan. No hay dedos en las manos para contar las veces que los fans han subido al escenario y han usado los instrumentos de sus ídolos para actuar con ellos. Han hecho locuras como dejar que un niño aporrease la guitarra de Grohl ante miles de personas, firmarle la escayola a una chica del público que se había roto una pierna, regalarle las baquetas a un espectador ciego, festejar sobre el escenario el cumpleaños de otro fan parando el show para tomarse una cerveza con él antes de seguir tocando, sólo porque leyeron el cartel que portaba el tipo en cuestión… Cada persona del público es importante y ellos no serán quienes les quiten la ilusión de estar junto a la banda que les hace felices.

cargando…

3.- A empatía y buen corazón no les gana nadie.

La última te la contamos aquí, en Cuatro Pistas, el mes pasado. Hicieron felices a miles de italianos respondiendo a su llamada a través de las redes sociales. Más de mil músicos se reunieron en la región de Romaña para pedirles, instrumento en mano y a golpe de Learn To Fly, que incluyesen la localidad de Cesena en sus planes europeos para próximos directos. Y Dave Grohl perfeccionó su italiano para mandarles un mensaje de lo más prometedor.

Pero antes ya le habíamos visto cumpliendo los sueños de un seguidor australiano enfermo de cáncer, que no quería enfrentarse a la recta final de su vida sin conocer al grupo al que amaba desde hacía años. Cuando Grohl conoció su historia, le envió entradas VIP con acceso a backstage para uno de sus shows más especiales en Estados Unidos y publicó la historia del hombre en sus redes sociales para ayudarle a recaudar fondos para el viaje y, con lo que sobrase, contribuir con el Melanoma Institute australiano, donde trataban a este fan desde los 14 años.

3716655_1426398551.3715

4.- Los conciertos de Foo Fighters casi siempre vienen con sorpresa.

Dicen que no les gusta hacer bises en sus directos, pero se dejan la piel por ofrecerle a los asistentes un show que difícilmente puedan olvidar. Para ello, si saben que alguno de sus colegas (y tienen muchos) anda por la misma ciudad en la que giran, no dudan en invitarle al concierto y convencerle para que toque, al menos, una canción con la banda. Míticas son las colaboraciones con Jack Black (Tenacious D), las chicas de Haim, Jon Davison (Yes), Stevie Nicks (Fleetwood Mac), Sully Erna (Godsmack) o Chad Smith (Red Hot Chili Peppers), con quien les une una relación muy especial. Por eso los seguidores más locos [no miro a nadie] siempre revisan las fechas de otros grupos, por si acaso coinciden, para hacerse una idea de qué sorpresa les puede deparar una noche con los Foo.

cargando…

5.- El poder creativo de la banda no tiene fin.

Ocho álbumes, giras internacionales, vídeos rompedores, colaboraciones con infinidad de bandas, un estudio de grabación, dos documentales, un proyecto conceptual audiovisual para descubrir las raíces de la música americana… Vamos, que si me dicen que ahora se meten en un negocio inmobiliario, me lo creo, porque ya no les falta nada por probar. Éste es mi favorito, Sonic Highways, una joya que nos ha enamorado durante 2014 y 2015 y de la que ya se rumorea que traerá una segunda parte muy pronto…

cargando…

 

FacebookTwitterGoogle+PrintEmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *