Crítica: Kurt Vile – B’lieve i’m goin down…

FacebookTwitterGoogle+PrintEmail
kurt vile blieve im goin down portada

Ya tenemos aquí la esperada continuación de Wakin on a Pretty Daze, el album que catapultó a Kurt Vile al olimpo indie. Su sucesor es un trabajo más desnudo, personal y apasionante. Será uno de los growers de 2015.

La carrera de Kurt Vile podría utilizarse como ejemplo en una campaña para promocionar el sueño americano. Interesado desde pequeño en la música, dividió sus primeros años en este negocio entre su proyecto personal y un grupo (los ahora archiadorados The War on Drugs). Cuando su carrera empezó a despegar, se desvinculó de la banda y poco después firmó por el popular sello Matador. Paso a paso siguió escalando la pared del rock alternativo hasta alcanzar la cumbre con su gran disco hasta la fecha, Wakin on a Pretty Daze (Matador, 2013).

Pero, ¿qué hay después de hacer cumbre con el citado Wakin on a Pretty Daze? Pues dos años de reflexión, giras y finalmente un nuevo lanzamiento, el LP titulado B’lieve i’m goin down… (Matador, 2015). Un disco que destapa a un Kurt menos eléctrico y más interesado en explorar las raíces de su música y de sus sentimientos.

Música sin aditivos

Para conseguirlo, Vile no solo desnuda sus canciones; directamente las desmenuza dejando solo el esqueleto más básico. El disco esta dominada casi exclusivamente por la peculiar voz de Kurt y por su guitarra acústica (o elecroacústica en caso que sea la misma con la que posa en la portada), que marcan la pauta en la inmensa mayoría de cortes.

Los pocos arreglos que acompañan a algunas de las canciones (por ejemplo I’m an Outlaw) son genuinos del bluegrass, un género del que el cantante de Filadelfia ha bebido desde sus inicios. Básicamente, hablamos de la caja de una batería y sobre todo un banjo, curiosamente el primer instrumento que Kurt recibió de su padre cuando tenía 17 años.

¿Y qué ha pasado con la Fender? Pues se ha convertido en un elemento decorativo, en la mayoría de ocasiones situada en un tercer y discretísimo plano. Así lo podemos percibir en el track inicial del disco, Pretty Pimpin, o en Life Like This.

cargando…

Melancolia e introspección

Con esta base instrumental en la que, como decíamos, explora las raíces folk y bluegrass de su música, Kurt Vile nos entrega un disco realista y melancólico. En cuanto a los sentimientos que transmite, al menos para quién esto escribe, se aleja de la ensoñación con la que nos encandiló en Wakin on a Pretty Daze. Pero no por ello deja de tocar la fibra. Sencillamente, nos lleva a dar un paseo diferente. Esta vez nada de levitar, hoy toca caminar y descubrir lo difícil que es convivir con el fracaso personal.

Porque de esto va B’lieve i’m goin down… Desde el propio título, y pasando por versos como “Live a life like mine […] To do so you gotta roll with the punches” (Life Like This) o “I was feeling worse than the words come out / Fell on some keys, and this song walked outta me” (Lost my Head there), el disco redunda en la reflexión sobre lo complicado de convivir con uno mismo. Otra vez, Vile excava para descubrir cómo son las raíces, en este caso de su personalidad.

Pese a su éxito artístico, como hemos podido ver, Vile no se permite ni una ápice de condescendencia cuando habla de sí. Suponemos que este inconformismo es el que le permite entregar un nuevo disco con un sonido y un estilo diferentes a su predecesor, tanto que quizás descolocará a aquellos que descubrieron a Kurt Vile hace 2 años. Y sin embargo, es un excelente lp porque a través de la sencillez instrumental y el autoanálisis nos descubre de manera muy natural a un nuevo Kurt Vile. ¿El auténtico? Ya veremos, nunca se puede dejar de lado la capacidad de reinventarse de los grandes músicos.

Recordad que en Ticketmaster, nuestra web hermana, todavía podéis encontrar a la venta entradas para los conciertos de Kurt Vile en Barcelona (22/11) y Madrid (23/11).

FacebookTwitterGoogle+PrintEmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *