Descubrimos a Laibach gracias a Kim Jong-un

Laibach-North-Korea-tour

No lo neguéis. Tus amigos y tú creíais que conocíais lo más trendy en música y ya os habíais hecho con el kit completo de melómanos modernos con gafas de pasta: el reproductor de vinilos vintage, los grandes éxitos del country neozelandés, el curso online de ukelele y la vestimenta de los abuelos de vuestros abuelos. Pero, tenéis que reconocerlo. El 98% de vosotros (y tiro por lo bajo) no habíais oído hablar jamás del bombazo musical del verano: el grupo avant-garde industrial Laibach. O, lo que es lo mismo, el primer grupo occidental que consigue colarse en Corea del Norte para ofrecer dos conciertos exclusivos para el régimen de Kim Jong-un.

Como lo leéis. En un país en el que no han escuchado jamás a Madonna, no saben quiénes son U2 y jamás disfrutaron con los grandes éxitos de Metallica, se abren las fronteras el 19 y 20 de agosto para dar paso a los sonidos experimentales y contraculturales de la vieja Europa. Por si fuese poco, para este primer paso a la apertura, el estado más hermético y tradicional del planeta ha escogido a un grupo esloveno que, si por algo es conocida, es por montarla en cada una de sus actuaciones y crear polémica allá por donde vaya.

Sobre los escenarios desde 1980, la banda se caracteriza por abanderar la ideología fascista (su nombre es el apelativo que recibió la capital eslovaca por parte de las Fuerzas del Eje durante la ocupación de Yugoslavia en la Segunda Guerra Mundial) y por usar en sus letras los recursos propagandísticos nazis y el realismo socialista de la URSS.

Habíamos sabido de ellos por sus controvertidas versiones de temazos como Sympathy for the Devil de The Rolling StonesOne Vision de Queen, The Final Countdown de Europe, o In The Army Now de Status Quo. Todos ellos, exagerando hasta el máximo el tono hasta convertirlos en himnos fascistas. Pero ahora van quedar en los anales de la historia musical por ser el primer grupo occidental que actúa en Corea del Norte, con motivo del 70 aniversario de la liberación de la península de Corea por parte de Japón.

cargando…

El grupo no ha dudado en asegurar en su página web que, aunque el aforo para los dos conciertos es de un millar de personas en cada show, el gobierno norcoreano les ha asegurado que reservarán alguna entrada para los fans que se desplacen como turistas para ver a Laibach. Además, dicen que van a comportarse como verdaderos caballeros ante Kim Jong-un, si es que tuviesen el placer de verle en persona, y que harán varias versiones de las canciones de la película Sonrisas y Lágrimas.

La verdad, el Liberation Day Tour no tiene desperdicio. Laibach estarán acompañados por Moranbong, unas chicas muy conocidas en su país por hacer canciones favorables al régimen exaltando las bondades del país y su gobierno. Aquí os las dejo incitando a los niños al estudio, por si queréis sumaros al club de fans.

cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *