ORO VIEJO, el último festival del año (y en 3D)

Etiquetas:
FacebookTwitterGoogle+PrintEmail
nano-oro-viejo

Dicen que para dar comienzo a un buen año, hay que terminar el anterior de la mejor manera posible. Empeñado en que sea así año tras año, DJ Nano, el productor musical madrileño más premiado y el primero en fichar por una gran discográfica en España, vuelve a organizar un festival a lo grande. Con su mítica sesión ORO VIEJO bajo el brazo, esta vez va más allá de un arena y está dispuesto a llenar todo un pabellón de los recintos feriales de Madrid: más de 10.000 personas vibrando con sus mezclas y sin parar de bailar durante toda la noche del 17 al 18 de diciembre.

Para quien no haya vivido nunca un ORO VIEJO, se trata del mayor evento de música remember de nuestro país. Concebido como una sesión de baile hace ya 14 años, ha ido ganando fuerza hasta convertirse en la principal cita de referencia para los amantes de la música de baile. Ocho horas ininterrumpidas en las que DJ Nano sirve de guía en un viaje por la mejor música de los últimos 20 años. Una sesión única e inolvidable donde miles de personas rinden tributo a los sonidos que les han visto crecer. En esta ocasión, habrá además un espectáculo audiovisual en 3 Dimensiones que se podrá disfrutar, de forma gratuita, gracias a unas gafas 3D repartidas entre los 10.000 primeros asistentes.

DJ Nano lleva más de 15 años compaginando su trabajo en la radio con las sesiones en sala. Con un registro muy particular, es un showman potencial con una energía aplastante, que se deja el alma en cada uno de sus shows e interactúa con el público como solo él sabe. Uno de los pocos productores capaces de hacer que hasta los que reniegan de la música de baile se pongan a dar botes en la pista hasta bien entrada la madrugada. Para muestra, este vídeo:

cargando…

Como dato curioso, se trata de la primera vez que se celebra un evento musical de este tipo en IFEMA. Este sábado, 17 de diciembre, los que estén hasta el gorro de la cena de empresa de Navidad ya tienen una excusa ideal para despedirse a la francesa y poner rumbo a IFEMA, al último festival del año. Y, por qué no, el más potente de todos.

 

FacebookTwitterGoogle+PrintEmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *