Pierde por completo los papeles con Walk The Moon

FacebookTwitterGoogle+PrintEmail

WalktheMoon

Tres años han tardado en volver a visitarnos, pero Walk The Moon ya no vienen apocaditos para presentarse ante el público español, como en 2012. Ahora vienen dispuestos a reventar salas después de haber sonado sin parar durante todo el verano en cada coche, en cada bar y en cada reproductor portátil de nuestro país con su Shut Up And Dance. Una gira para perder los papeles y no parar de moverse, que hará paradas en Madrid (12 de diciembre) y Barcelona (1 de marzo).

Son divertidos, capaces de hacer vibrar al público durante dos horas sin parar y rezuman buenas vibraciones por cada poro de su piel. Con su segundo disco bajo el brazo, Talking Is Hard (RCA, 2014), llevan meses acumulando éxitos sin parar. Más poppies y un poco menos indies que cuando les conocimos hace tres años, mantienen su esencia buenrollista las 24 horas del día. No es una exageración. Para que veas lo que es Walk The Moon, el mejor ejemplo es su último vídeo, Different Colors, grabado entre bolo y bolo a pesar del desgaste que supone una gira de un año completo:

cargando…

¿A que te apetece ir a verles? Normal, porque estos chicos de Cincinnati tienen más energía entre los cuatro que una central térmica y lo dan todo por su público. Precisamente esas ganas de llegar a todos sus seguidores han provocado una gira española tan curiosa, con tres meses de diferencia entre una fecha y la otra. Como no tenían suficientes días disponibles en diciembre, optaron por no dejar a nadie sin concierto, programaron el de Madrid y sacaron otra fecha de donde no había hueco para volver en marzo a Barcelona.

Lo que vas a ver encima del escenario te va a dejar sin palabras. Juegan con la voz, los instrumentos, los colores, las luces y las pinturas corporales que les han hecho únicos con la misma maestría que Son Goku practica artes marciales. No creo que en esta ocasión podamos verles vendiendo ellos mismos su merchandising, como en la última visita a España, o haciéndose fotos con los primeros fans. Pero como son una banda única e impredecible, me juego el brazo izquierdo (el derecho no, que lo necesito para aporrear el teclado y darle al PLAY en mi reproductor) a que alguna sorpresa chula nos tienen preparada. ¡Estos chicos no defraudan!

FacebookTwitterGoogle+PrintEmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *